Se mantiene el ritmo de crecimiento del empleo hostelero

El sector de la hostelería contó en agosto con algo más de 1,6 millones de trabajadores afiliados a la Seguridad Social, un 4,3% más que en el mismo mes de 2020, según los datos de afiliación del Ministerio de Trabajo. Se mantiene el ritmo de crecimiento interanual de los últimos meses, con cerca de 68.000 trabajadores más que el año anterior, aunque todavía se sitúa en casi 175.000 personas por debajo de las cifras de 2019 cuando se alcanzaron 1,8 millones de afiliados.

De los afiliados de agosto, 108.400 trabajadores se mantienen en ERTE, que supone el 6,6% del sector y el 39% del total de los ERTE.

Por ramas de actividad, en restauración hubo cerca de 1,3 millones de trabajadores, un 2,2% más que en el mismo mes del año anterior, casi 27.000 trabajadores más. Aunque todavía no se alcanzan los valores anteriores a la crisis, con un descenso de un 8,7% respecto al mes de agosto de 2019 (-121.542 personas).

De los trabajadores de este subsector, el 5,3% estaban en situación de ERTE, 67.383 personas, que supone 11.875 menos que en julio.

En el alojamiento hubo una media de 368.168 afiliados, un 12,5% más que un año atrás (+40.846 trabajadores). Respecto a los datos de agosto de 2019 los afiliados suponen una caída de un 12,5%, con 53.070 afiliados menos.

En esta rama de actividad el 11,1% de los afiliados se mantienen en ERTE que se traduce en 41.011 trabajadores, 17.288 menos que los registrados el mes anterior.

31 mil trabajadores más que en julio

En tasa mensual, la afiliación a la Seguridad Social se incrementó en el conjunto del sector hostelero un 1,9% respecto a julio, con 31.340 trabajadores más. De ellos, la mitad corresponden a las actividades de restauración (+1,3%) y la otra mitad a las de alojamiento, que aumentaron un 4,4%.