Marín apuesta por reformas que sostengan a las empresas para garantizar el futuro del sector turístico

El vicepresidente de la Junta considera que es momento de rebajar la presión fiscal y generar confianza para incentivar la inversión

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha considerado necesario profundizar en las reformas legislativas para sostener a las empresas del sector turístico, ya que éstas y sus trabajadores “son el futuro de esta industria”, por lo que ha reclamado que mejoras como las que está tomando el Gobierno autonómico se extiendan al Ejecutivo nacional.

Marín, en el Foro de Turismo organizado por la agencia de noticias Europa Press, ha subrayado que en Andalucía “se hicieron reformas legislativas en plena pandemia, cuando había que hacerlas, escuchando a empresarios con muchos años de experiencia”.

Ha señalado como ejemplo los decretos para el incremento de la edificabilidad hotelera y para la nueva clasificación de estos establecimientos, iniciativas que “han movilizado en la comunidad una importante inversión”, por lo que ha apostado por mantener esta estrategia para “generar un buen clima que permita empezar a crecer” tras la pandemia.

Así, ha destacado la posición de liderazgo actual de Andalucía como destino en España, pero ha recordado que “el futuro del turismo son sus empresas y empleados y no podemos pensar que la pandemia ya ha terminado, porque las empresas seguirán con problemas y los gobiernos debemos dar respuesta, buscar soluciones y atender sus necesidades sin complejos”.

Por ello, ha insistido en que el turismo debería ser reconocido como sector estratégico a nivel nacional y contar “con un tratamiento especial y un marco jurídico, económico, fiscal y financiero propio que le permita recuperarse”, ya que la ausencia de movilidad durante la pandemia “paró completamente las empresas”.

El vicepresidente ha manifestado por tanto que “no es tiempo de subir impuestos, ni la cuota de autónomos ni de sembrar incertidumbre, sino de rebajar la presión fiscal, de tarifas planas, de cogobernanza y de lealtad institucional”. En definitiva, “de hacer reformas para simplificar la vida al que busca invertir y crear empleo”.

En el caso de Andalucía, ha apuntado que se ha trazado una hoja de ruta en materia turística “sin perder de vista el sostenimiento del sector”, sentando las bases para su futuro con iniciativas como el Plan META, que contará con más de 700 millones de euros de inversión, pero ha matizado que “lo inmediato era salvar esta industria”.

“En unos años vendrán planes de sostenibilidad para mejorar destinos y después los fondos de cohesión territorial, pero al que cerró su empresa ayer o la abrió hoy, qué le espera mañana”, se ha preguntado, por lo que ha reiterado que “hay que aprender de la pandemia y legislar para sentar unas bases sólidas que permitan cumplir las buenas previsiones”.

Marín ha reclamado diálogo en la gestión y reparto de los fondos europeos Next Generation a las comunidades para el ámbito turístico, ya que “el problema no es la cantidad, sino la distribución arbitraria”; y ha recalcado la petición de una rebaja temporal del IVA al turismo mientras se produzca una recuperación total tras la pandemia, “como han hecho nuestros competidores”.

Turismo internacional

Sobre las expectativas, ha afirmado que Andalucía cerrará el año con alrededor de 21 millones de viajeros y que 2022 será un ejercicio de crecimiento, al tiempo que ha mostrado su confianza en la recuperación del turismo internacional, tras la eliminación de las restricciones en los principales mercados que permitirá “un buen final de año con llegadas masivas” de viajeros extranjeros, que presentan una mayor estancia y menor estacionalidad.

Al respecto, ha expresado que al posicionamiento del destino en estos emisores ha contribuido la apuesta de la Junta por los grandes acontecimientos deportivos celebrados en este último año y medio, entre los que ha citado la Eurocopa de Fútbol, las ediciones del Andalucía Masters de golf o el Mundial de MotoGP y la reciente Sail GP de vela.

Ha asegurado sobre las citas que se celebraron sin público que, desde la Consejería, “sabíamos que iba a ser una inversión dura, sin retorno en la llegada directa de turistas, pero mantuvimos la difusión de la marca y fue una forma de consolidar la imagen de Andalucía como destino preferente”. “Ahora estamos en la pole internacional y vamos a recibir el retorno de esa inversión”, ha afirmado.