Granada se une para celebrar un día Mundial del Turismo que apuesta por el crecimiento inclusivo

Granada se ha unido hoy para celebrar un Día Mundial del Turismo que este año apuesta por “un crecimiento inclusivo” y por una “vuelta a la normalidad tras la pandemia” en la que los beneficios que genera la actividad turística “impulsen el crecimiento de nuestras ciudades y se distribuyan de manera amplia y justa”. Así lo han afirmado esta mañana la concejala de Presidencia y primera teniente de alcalde, Ana Muñoz Arquelladas, y el concejal de Turismo, Eduardo Castillo.

La Plaza del Carmen ha acogido esta mañana el acto de   lectura del Día Mundial del Turismo  -que ha correspondido al  concejal Eduardo Castillo, y en el que junto a la edil Muñoz Arquelladas, han participado el diputado provincial de Turismo, Enrique Medina; el delegado de Turismo de la Junta de Andalucía, Gustavo Rodríguez; el presidente de la Federación de Hostelería de Granada, Gregorio García y representantes de los grupos municipales.

Todos ellos han coincidido en la necesidad de trabajar desde la unidad, el diálogo social y la lealtad institucional para afrontar para la reactivación de un sector fundamental para la economía de la ciudad. En este sentido la concejala Ana Muñoz Arquelladas ha recordado que Granada no solo  ha recuperado sino ha superado los niveles pre-pandemia de visitantes.

“En agosto de 2019 recibimos 82.511 viajeros y en agosto de este año se ha llegado a las 89.805”, ha detallado.  “La estancia media también ha subido, hemos alcanzado la barrera psicológica de las 2 pernoctas por turista. No obstante, al turismo extranjero le queda todavía por reactivarse, si bien, las noticias son esperanzadoras. El mercado estadounidense, el principal en 2019, nos ha aportado una buena noticia con el anuncio de apertura de fronteras de Estados Unidos para el próximo mes de noviembre”, ha añadido.
Tras incidir en que en 2021, el lema de la Organización Mundial del Turismo es ‘Turismo para un crecimiento inclusivo’, la edil ha asegurado que  “en Granada, esto a algo que va en nuestra idiosincrasia. Por eso desde el Ayuntamiento, junto a todas las instituciones y de la mano del sector privado implicado directa e indirectamente en el Turismo, ya estamos trabajando por una recuperación más que necesaria. Aquí no se va a dejar a nadie atrás”.

“Con la llegada de fondos europeos, Granada también podrá aprovechar la ocasión para trabajar hacia un turismo más sostenible y verde, ampliando la oferta turística, diversificando los recursos y apostando por la excelencia y la calidad, para que toda la ciudad se beneficie de la inyección económica que supone el mundo del turismo en los próximos años, así como para convertir Granada en una ciudad más amigable tanto para turistas como residentes”, ha concluido.

En el mismo sentido se ha expresado el responsable de Turismo del Ayuntamiento de la capita, Eduardo Castillo, quien durante la lectura del manifiesto acordado entre todas las instituciones y colectivos presentes en al acto, ha destacado que la OMT este año “nos invita a celebrar la capacidad única del turismo de garantizar que no se deje a nadie atrás cuando el mundo empiece a reabrirse de nuevo y a encarar el futuro. En definitiva, garantizar con la gestión del turismo de nuestra ciudad que de verdad mejore la vida de los ciudadanos y ciudadanas tras el impacto de la pandemia”.

De acuerdo con el espíritu de la Organización Mundial del Turismo, Castillo ha añadido que desde las instituciones granadinas se promueve que el turismo sea “catalizador de desarrollo socioeconómico, en el que se tengan en cuenta los valores sociales, educativos y culturales; promueva la igualdad entre hombres y mujeres, así como unas condiciones laborales dignas; asegure un turismo inclusivo, social y accesible, e implique  a todos los agentes turísticos en la conservación de nuestro patrimonio, tanto tangible como intangible, como seña de identidad, promoviendo su conservación y una difusión respetuosa”.

Bajo el lema ‘Turismo por un crecimiento inclusivo’, el manifiesto defiende además que se otorgue a la participación ciudadana un rol central para el desarrollo de planificaciones estratégicas, “con el objetivo de que los barrios y sus habitantes participen en el desarrollo de estrategias beneficiosas para todos, siendo la ciudadanía el centro de estas propuestas”, así como que el turismo sea  medible en criterios centrados en la sosteniblidad, que se reconstruya poniendo énfasis en la diversificación de productos y la desestacionalización, que se impulse la calidad de la experiencia del turista y que sea “generador de sinergias que impliquen a todos los agentes de  la ciudad para que de manera coordinada diseñen y pongan en marcha la ciudad del futuro”.