El emblemático Hotel Pez Espada de Torremolinos reabre recuperando la esencia del pasado

El edificio catalogado como Bien de Interés Cultural se posicionará en la categoría 4 estrellas superior, y estrenará una nueva propuesta gastronómica con un nuevo restaurante y heladería, nuevos servicios y el certificado de sostenibilidad BREEAM

El Hotel Pez Espada, en Torremolinos (Málaga), propiedad de Azora European Hotel & Lodging F.C.R. y gestionado por el Grupo Med Playa, reabrió las puertas el pasado 4 de junio tras nueve meses cerrado y después de una reforma significativa. Se han rehabilitado 198 habitaciones y suites, las zonas comunes y salones y se estrenará un nuevo restaurante y una nueva heladería. Los trabajos, que se han alargado seis meses, han permitido posicionar el hotel en una categoría de 4 estrellas superiorpor sus instalaciones y reformas de habitaciones y zonas comunes, y se ha conseguido el certificado de edificios sostenibles BREEAM en calidad de ‘Muy Bueno’. Las reformas han respetado y han puesto en valor los elementos protegidos de este icónico edificio construido en 1959 y catalogado como Bien de Interés Cultural.

“Queremos que el nuevo Hotel Pez Espada sea el símbolo de la recuperación de la Costa del Sol después de la pandemia”, explica Jordi Avellí, director de operaciones de Med Playa. Tras más de 60 años como destino emblemático internacional en la Costa del Sol y con una ubicación privilegiada en primera línea de playa, el Hotel Pez Espada ha realizado una importante inversión para renovarse y continuar con su tradición de establecimiento singular. Los espacios se han dotado de un aire retro haciendo un guiño al icónico edificio, combinando elementos modernos para volver a recordar los gloriosos años 60-70, época de su apertura, con fotografías y cuadros de artistas de cine de Hollywood que en este tiempo se alojaron en el hotel, como Frank Sinatra.

La reforma ha cubierto prácticamente la totalidad de espacios del hotel y ha permitido incrementar el número de habitaciones hasta 239, con una mayor proporción de junior suites (total de 39) que incluyen servicios exclusivos de conserjería, recepción y sala VIP. La reforma incluye la apertura del nuevo Restaurant Ondina en el paseo de Torremolinos, con unas vistas espectaculares al mar y una nueva propuesta gastronómica actual, y la reformulación del restaurante buffet y otros puntos de venta de comida y bebidas, como el nuevo food truck para servicio de piscina. El Bar Frankis se convertirá en una coctelería de primer nivel con cócteles que recordarán las famosas películas de Frank Sinatra y también se inaugurará a principios de julio una heladería, con servicio al paseo marítimo. La zona de salones y eventos se ha actualizado completamente y el Grupo Med Playa espera convertir al hotel en una referencia para la organización de eventos en la Costa del Sol.

Desde el 4 de junio, el hotel estrena el certificado de edificios sostenibles BREEAM en calidad de ‘Muy Bueno’, que se añade al certificado Travelife Gold que consiguió años atrás. Esta certificación es una recompensa a la estrategia desarrollada por Azora y Med Playa para conseguir que todos sus hoteles reduzcan y compensen sus emisiones de CO2.

Primera instalación hotelera de lujo

Declarado Bien de Interés Cultural en 2006, el Hotel Pez Espada fue inaugurado en el 1959. Su arquitectura presenta un hito del que se denominó estilo del relax, una modernidad exagerada y desinhibida mediante la combinación de elementos radicalmente opuestos unidos por el funcionalismo estricto imperante en la época. Siendo una arquitectura dedicada al ocio, el estilo conjuga el funcionalismo con lo kitsch, con la finalidad de transmitir una imagen optimista y divertida.

El Hotel Pez Espada se convirtió en la primera instalación hotelera de lujo de cinco estrellas de la Costa del Sol y fue un embrión para el desarrollo turístico de la zona. El equipamiento hotelero se convirtió en un lugar de descanso de artistas, actores, políticos, deportistas o miembros de las realezas para pasar sus vacaciones o unos días de asueto. Uno de sus huéspedes ilustres fue el actor Frank Sinatra que se alojó en él en octubre de 1964 durante el rodaje de la cinta bélica “El coronel Von Ryan”. También se han hospedado en él otras personalidades del mundo del cine como Ava Gardner, Sean Connery, Mary Pickford, Claudia Cardinale, Anthony Quinn, Sofia Loren, Orson Wells, Ingrid Bergman, Geraldine Chaplin; escritores como Ernest Hemingway, diseñadoras como Nina Ricci, o miembros de la realeza como el Rey Faysal de Arabia Saudí, Alberto de Bélgica y los Duques de Windsor.