CEOE Y EY PRESENTAN EL INFORME ‘GESTIÓN DE LA CRISIS TURÍSTICA PROVOCADA POR LA COVID-19’

CEOE y la firma de servicios profesionales EY han presentado conjuntamente este jueves el informe ‘Gestión de la crisis turística provocada por la COVID-19’, en un contexto en el que la emergencia sanitaria derivada de la COVID-19 está causando un impacto económico y social de dimensiones aún incalculables en este sector, que venía generando de manera directa el 12,7% de los empleos y el 12,3% del PIB del país. Un encuentro informativo que ha contado con la presencia del presidente de CEOE, Antonio Garamendi, la presidenta del Consejo de Turismo, Cultura y Deporte de CEOE, Marta Blanco, y la socia responsable de Sector Público y de Financial Accounting Advisory Services de EY, Chus Escobar.

El documento incluye propuestas inspiradas en las intervenciones de los líderes del sector en la Cumbre Empresarial de CEOE de junio de 2020, otras demandas de representantes del ámbito turístico y las mejores prácticas internacionales. 

La Organización Mundial del Turismo (OMT) estima que este año se perderán entre 850 y 1.100 millones de turistas internacionales en 2020, mientras que la OCDE considera que los destinos más afectados serán aquellos con un mayor grado de dependencia del turismo internacional. Todo ello pone el foco en España. 

Encuentro turismo 3-9

Hasta el momento, el número de pernoctaciones hoteleras en España se ha reducido un 71,1% entre los meses de enero y julio respecto al mismo periodo del año anterior, con impacto en todas las comunidades autónomas, pero especialmente en las más turísticas. 

Solo las llegadas de turistas internacionales se han reducido un 72,4% en los siete primeros meses del año y el gasto turístico internacional, un 72,6%. 

La situación es más preocupante si cabe si se tiene en cuenta que la imposición de cuarentenas a la vuelta al origen o las restricciones de viaje a nuestro país están generando una imagen de inseguridad que ocasiona cancelaciones y cambio de la preferencia por otros destinos.  

Esto unido a otros riesgos como posibles llamamientos masivos a la población en todos los destinos del mundo para reactivar el turismo local, hacen necesario implementar nuevas medidas, como lo han hecho otros países, para frenar el impacto económico de la pandemia sobre el sector turístico, sus empresas y trabajadores. 

Concretamente, los gobiernos de diferentes países están poniendo en marcha diversas medidas para apoyar la reactivación del turismo y la continuidad de la actividad empresarial del sector, especialmente en el ámbito fiscal como, por ejemplo, la aplicación de tipos super reducidos de IVA; líneas específicas de financiación y ampliación de las líneas de avales; el aplazamiento del pago de impuestos, tasas y cotizaciones a la Seguridad Social; o excepciones temporales o reducciones en facturas esenciales; así como participación en el capital de empresas estratégicas. 

Asimismo, en otros países se han aplicado mecanismos de ayuda al mantenimiento del empleo a través de la asunción por parte de las administraciones del coste salarial de contratos suspendidos o con reducción de jornada; la definición de nuevas estrategias de promoción y comunicación o herramientas de mercado hasta la reactivación de la conectividad. 

Plan urgente para impulsar la recuperación del turismo  

En esta línea, el informe presentado plantea una serie de medidas sobre las que trabajar para impulsar la recuperación del sector turístico y garantizar la supervivencia de sus empresas, así como el mantenimiento del empleo que genera. 

En primer lugar, se plantean medidas para facilitar la liquidez de las empresas: 

  • Mantenimiento de la vigencia y ampliación del ámbito de aplicación de los aplazamientos de deudas tributarias y de Seguridad Social. 
  • Mantenimiento de la vigencia y ampliación de las cuantías de las líneas de crédito y de avales concedidas por el ICO. Extensión de los períodos de carencia y amortización y aumento del porcentaje de garantías. 
  • Otorgar ayudas en forma de préstamos a muy largo plazo a empresas viables que se comprometan a invertir en mejoras de competitividad. 
  • Ayudas al transporte y a la conectividad. 
  • Medidas para mitigar el perjuicio en las empresas derivado de las situaciones de viajes cancelados y pospuestos. 

Medidas para impulsar la demanda en el sector turístico: 

  • Recuperar la confianza en el destino a través de una campaña de comunicación que se adapte a cada mercado emisor, destacando el esfuerzo y la inversión de las empresas españolas por garantizar la seguridad en sus establecimientos. 
  • Medidas sanitarias para generar confianza en el turista. 
  • Restablecer a la mayor brevedad posible la movilidad ordinaria y conectividad área con los principales emisores de turistas que visitan España. 
  • Facilitar la suscripción de seguros médicos de viaje para turistas internacionales que incluyan las contingencias derivadas de la COVID-19, tales como gastos médicos, hospitalarios o farmacéuticos o gastos como cancelación, interrupción o extensión de los viajes. 
  • Reducción al 7% durante 2020 y 2021 de los tipos impositivos aplicables a los servicios prestados por el sector turístico. La reducción de tipos afectaría a los servicios de alojamiento, restauración o transporte de viajeros, pero también a las prestaciones de servicios a las que le sea de aplicación el régimen especial de agencias de viajes, y a otros servicios de la cadena de valor del turismo. 
  • Exoneración temporal de tasas turísticas. 
  • Medidas fiscales por parte de los Ayuntamientos. 
  • Lanzamiento de una campaña para la promoción del destino España adaptada a las circunstancias. 
  • Aumentar la colaboración público-privada en el sector mediante programas de vacaciones subvencionados que dinamicen el empleo y favorezcan la desestacionalización. 

Medidas para la contención de costes operativos de las empresas del sector turístico: 

  • Mantenimiento de los ERTE por causa de fuerza mayor asociados a la COVID-19 hasta la recuperación de la demanda. 
  • Mantener e impulsar las medidas de flexibilidad en la negociación de alquileres asumidos por empresas del sector. 

Plan para la recuperación de la actividad turística y para el aumento de su capacidad de creación de valor

El documento recoge una propuesta para elaborar un Plan estratégico con la participación de los agentes públicos y privados, que incorpore en su diagnóstico la situación actual y las dificultades para la recuperación de la demanda. Este plan estaría llamado a ser parte fundamental del programa de reconstrucción español y europeo y a dedicar los suficientes recursos presupuestarios.