Marín señala que las Cátedras de Turismo ayudan a posicionar a Andalucía en un mercado competitivo

El vicepresidente de la Junta inaugura el foro de reflexión Smart Destination puesto en marcha con la colaboración de la Universidad de Sevilla

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha inaugurado la jornada Smart Destination 2021, organizada por la Cátedra de Turismo Inteligente de la Universidad de Sevilla, ente en el que colabora la Consejería de Turismo.

Marín ha señalado que la puesta en marcha de esta cátedra ha situado a la universidad hispalense “a la vanguardia en la investigación, teorización y búsqueda de soluciones para el Turismo en las áreas de inteligencia e innovación”. De este modo, el vicepresidente considera que su trabajo “contribuirá a que la industria turística andaluza se posicione con ventaja en un mercado muy competitivo”.

Durante su intervención, ha resaltado la trascendencia en la economía del Turismo al situarse como motor arranque y ha puesto en evidencia su carácter estratégico y su peso real en la estructura económica de este país y de Andalucía, “de ahí la importancia de que la universidad sitúe el foco sobre este sector para abordar algunos de los aspectos que más interesan para el futuro como la innovación, la transformación digital, la sostenibilidad y la accesibilidad”.

El consejero de Turismo ha subrayado que la apuesta decidida que el Gobierno andaluz venía haciendo a favor de la innovación y la inmersión tecnológica se ha visto acelerada de forma vertiginosa a consecuencia de la pandemia. Así, el objetivo de la Junta es “ayudar e impulsar esa transformación digital e integrar las innovaciones en las empresas y destinos turísticos”.

Para conseguir este objetivo, desde Andalucía se han puesto en marcha ayudas económicas específicas (más de 100 millones de euros) vinculadas a los procesos de digitalización como los incentivos impulsados por la Consejería de Transformación Económica para el desarrollo de servicios de asesoramiento y acompañamiento para la transformación digital o para facilitar a las pymes medios técnicos el trabajo no presencial de su personal.

En lo que respecta a la Consejería de Turismo, a comienzos de año se convocarán de nuevo las ayudas MUNITIC para el fomento de la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación en los recursos e instalaciones turísticas, que contarán con una partida de 6 millones de euros. Además, las ayudas PYMETIC, con un presupuesto de 2,4 millones, fomentarán la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación en las pymes turísticas de Andalucía.

Marín también ha destacado el trabajo del HUB de Turismo y Tecnología, impulsado por Turismo Andaluz, que ha posibilitado la creación de un entorno de creativos, innovadores y empresas volcadas en la construcción de soluciones digitales.

Igualmente, las empresas cuentan con Andalucía Lab, donde se ha hecho una fuerte inversión económica y de talento en el desarrollo de herramientas para el turismo (Andalucía SmartData o Saeta).

“La innovación y la transformación digital de nuestro sector turístico es el camino más directo hacia la consolidación de una industria de calidad y de vanguardia”, ha finalizado el vicepresidente andaluz.

Proyectos de colaboración

En el marco de estas jornadas han participado también la directora general de Calidad, Innovación y Fomento del Turismo, Ana García López, y la delegada territorial de Turismo de la Junta en Sevilla, Rosa Hernández, en una mesa redonda en la que se han abordado los proyectos de colaboración en materia de innovación turística.

Así, García ha señalado que “el modelo de colaboración público-privada es y seguirá siendo clave para la recuperación del sector turístico” y se trata, además, de una de las señas de identidad de la consejería que lidera Juan Marín.

La directora general ha detallado algunos ejemplos de acciones puestas en marcha por la consejería en esta legislatura de la mano de empresas y entidades. Así, ha señalado el distintivo ‘Andalucía Segura’, que cuenta con más de 3.300 registros a nivel regional; la estrategia de inteligencia turística para Andalucía, el diagnóstico digital del sector hotelero, la hoja de ruta para el turismo inclusivo y accesible, el mapa de geoposicionamiento de los servicios turísticos, la red de cátedras en todas las universidades de la comunidad o los foros de innovación y conocimiento.

Por último, ha considerado clave “generar mecanismos, herramientas y procedimientos para sostener y ayudar en la reactivación del sector” tras la parálisis provocada por la pandemia. Para ello, desde la consejería y desde el Gobierno andaluz se han creado y modificado normativas, movilizado fondos e incentivos.

Por su parte, la delegada territorial ha incidido en la importancia de “seguir fortaleciendo la colaboración con la comunidad turística”, tanto con el ámbito institucional como con el privado y los profesionales del sector, pues “a pesar de que comenzamos a ver los signos de recuperación hay aún mucho por recuperar y es necesario que las administraciones sigan apostando por esta industria clave para la economía y empleo de Andalucía”.