La ocupación hotelera en Andalucía no supera el 65% en el puente de mayo

También puede interesarte ...

El mal tiempo y la caída del turismo nacional, principales causas
La ocupación hotelera en Andalucía no supera el 65% en el puente de mayo

 La ocupación media ponderada que se ha registrado en el conjunto de Andalucía a lo largo del puente festivo que se ha desarrollado con motivo del Primero de Mayo no ha superado el 65 por ciento, según declaraciones del presidente de la Federación Andaluza de Hostelería, José Manuel Ledesma. Las causas que han repercutido en estos datos han sido las malas condiciones meteorológicas y el descenso del turismo nacional, que repercute también en una caída del turismo de interior.
La provincia de Cádiz ha sido la que, con un 78 por ciento de ocupación media, ha registrado los mejores valores. Ledesma ha destacado el "buen comportamiento" que, en su opinión, ha protagonizado la provincia de Granada "sin que mediase ningún evento especial", y que se ha plasmado en una ocupación media del 78 por ciento.
Por debajo de esta cifra se ha situado la ocupación media de la provincia de Sevilla –que ha oscilado en torno al 70 por ciento a pesar de que el puente ha coincidido con las jornadas finales de la Feria de Abril–, y la de Málaga, que, como el resto del litoral andaluz, "no ha superado el 60 por ciento" como consecuencia, principalmente, del mal tiempo.
Jaén, especialmente perjudicada por el descenso del turismo interior, ha contado con una ocupación media del 55 por ciento, cifra que, no obstante, supera en unos diez puntos a la de las previsiones iniciales.
Las provincias donde más se ha notado el descenso de la ocupación ha sido en Almería y Huelva, salvando algunas zonas muy concretas como el Parque Natural Cabo de Gata, donde se ha superado el 80 por ciento de ocupación.
A tenor de estos datos, Ledesma ha concluido que el puente del 1 de mayo "no ha sido bueno" para el turismo, algo que atribuye a cuatro factores principales; en concreto, a las malas condiciones meteorológicas, a la caída del turismo nacional, que repercute en un descenso del turismo de interior, y a la proximidad de los desplazamientos originados por la reciente Semana Santa en un país que "no está para fiestas" y cuyos ciudadanos "no tienen sus bolsillos para más gastos".
En cuarto lugar, el presidente de la Federación Andaluza de Hostelería se ha referido al hecho de que el día festivo haya caído un martes, es decir, haya estado precedido de una jornada laborable, como un factor que, en su opinión, también ha disminuido la ocupación hotelera. En ese sentido, ha reivindicado la posición que, en este sentido, afirma que mantiene el sector turístico, y que pasa por trasladar los días festivos "a los viernes o a los lunes".