El interior de Andalucía recibió 4,7 millones de turistas en 2014

También puede interesarte ...

La cifra supone un 6,3% más que el año anterior y refleja el cuarto ejercicio consecutivo de crecimiento en este segmento, que suma el 19,5% del total de visitantes que llegaron al destino

El interior de Andalucía recibió durante el pasado año un total de 4,7 millones de turistas motivados por su oferta, lo que supone un incremento del 6,3% en relación con el ejercicio anterior y permite al segmento sumar su cuarto año consecutivo de crecimiento y acaparar el 19,5% del conjunto de visitantes registrados en el destino.
Así se desprende del informe anual 2014 sobre la evolución de esta tipología en la comunidad, estudio elaborado por la Consejería de Turismo y Comercio y que analiza el conjunto de tipologías turísticas que se desarrollan en los espacios no litorales de Andalucía excluyendo a las capitales de provincia.
El consejero de Turismo y Comercio en funciones, Luciano Alonso, se refirió al “magnífico” comportamiento que está mostrando el turismo de interior en los últimos años, pues al incremento de viajeros registrados el pasado ejercicio se añaden los experimentados anualmente desde 2011, con un aumento acumulado en el periodo del 37%.
Esta trayectoria permite al segmento, según expresó Alonso, “recuperar terreno y aproximarse a niveles previos a la crisis”, ya que el número de turistas de interior de 2014 es el mayor desde 2008. Además, resaltó el “importante efecto desestacionalizador” de esta tipología que, según añadió, “destaca por la variedad, singularidad y pluralidad de su oferta”.
Se refirió, además, al protagonismo del mercado nacional como principal demandante del turismo de interior, con una cuota del 69,4% de los viajeros, siendo la propia comunidad andaluza la primera emisora del país para el destino, “con una proporción que supera en veinte puntos porcentuales a la de los turistas del resto de España”.
La estancia media de este tipo de turista se situó en 6,2 días, superando en 0,5 jornadas la registrada en el año anterior; mientras que el gasto medio diario por viajero alcanzó los 60,97 euros, desembolso que destinaron principalmente a la restauración y el alojamiento.
Según los datos recogidos en el informe del Área de Estadística e Investigación de Mercados (Saeta), el grupo de edad de más peso es el comprendido entre los 45 y 65 años (31,5%), si bien el público joven acapara una cuota mayor que entre el total de turistas que recibe la región, ya que el 23,7% de los visitantes tienen menos de 30 años.
Establecimientos hoteleros
Cerca del 75% de los visitantes recibidos en el interior andaluz eligió para su estancia establecimientos hoteleros (hoteles, apartahoteles, hostales y pensiones). El 85% organizó su viaje de forma particular y llegaron a Andalucía mayoritariamente en coche (70,3%) y acompañados de su pareja (48,2%) o familiares (24,9%).
La principal motivación de este tipo de turistas es la visita a monumentos (29%), seguida del clima y el turismo de naturaleza y rural (20,6% y 15,5%, respectivamente). Además, se trata de un visitante que muestra una elevada valoración de su estancia, de 8,1 puntos sobre 10, con un grado de fidelidad que se sitúa en un 60,8%.
El consejero subrayó en la capacidad del turismo de interior para reforzar la competitividad del destino andaluz, al tratarse de viajeros con un perfil menos estacional que distribuyen sus visitas a la comunidad de forma más equilibrada a lo largo del año que el conjunto de viajeros que recibe la región.
Asimismo, Alonso hizo hincapié en “las múltiples posibilidades que este segmento brinda a nuestro destino, no sólo por la complementariedad de la oferta turística del interior de Andalucía, sino también por su papel estructural y vertebrador de la economía y el territorio”.