Los hoteleros españoles ven una oportunidad única de reactivar el sector en el Plan Europeo de Recuperación

  • CEHAT exige que se garantice el acceso a los fondos Next Generation EU para recuperar el tejido turístico dañado por la COVID-19, reforzar la oferta estratégica del sector e impulsar la economía de España, gracias a los efectos tractores del turismo sobre otras industrias y a su liderazgo a nivel mundial.
  • El sector alojativo español propone 5 proyectos concretos para reactivar el turismo a través de las ayudas europeas que benefician al cliente, al empresario y al destino.
Tras ocho meses de lucha, una temporada estival desastrosa y una campaña de invierno con muy malas previsiones, la industria más azotada por las consecuencias de la pandemia, el turismo, se encuentra en una situación muy crítica. Los principales organismos internacionales y patronales del sector sitúan la recuperación total de la situación precoronavirus en torno al año 2023 o 2024. En este contexto, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) señala que el turismo tiene la necesidad imperiosa de contar con medidas concretas y ayudas para su recuperación y ve una oportunidad irreemplazable de reactivación del sector en los fondos destinados al Plan Europeo de Recuperación, también llamados ayudas Next Generation EU. Estos fondos se encuentran dentro del paquete de más de 2.000 millones de euros que ha destinado la Unión Europea para reparar los daños causados por la COVID-19, de los que Next Generation contaría en España con 140.000 millones de euros entre préstamos y subvenciones.   Los daños causados por la pandemia en el tejido turístico representan un riesgo significativo de lastrar toda la economía debido al efecto de arrastre de esta industria sobre otros sectores en España. Por ello, CEHAT exige al Gobierno que se garantice el acceso del sector turístico a los fondos europeos Next Generation, que, tal y como apunta el Foro Económico Mundial, le permitirían reforzar su posición en el largo plazo para poder continuar siendo líder mundial en competitividad. Una competitividad que, como ha puesto de relieve esta crisis mundial, estará cada vez más ligada al desarrollo de las capacidades digitales para atraer a los clientes y mejorar su experiencia.   Adicionalmente, las ayudas europeas deben plantearse como una ocasión para rediseñar la estrategia del sector y establecer las bases para crear un ecosistema más sostenible, hacia una oferta de experiencias de mayor calidad, innovadoras y que enriquezcan a la comunidad local y a su entorno medioambiental.   Así, movidos por su espíritu de resistencia -más que resiliencia- y por esta necesidad de poner en marcha mecanismos de reactivación del turismo, los hoteleros españoles presentan cinco proyectos específicos y detallados para reactivar el sector a través de las ayudas contempladas en los fondos europeos, a través del “Informe sobre el futuro del sector turístico ante los fondos Next Generation EU”, elaborado por CEHAT, el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) y PwC.   Jorge Marichal, presidente de CEHAT, señala que “la industria turística es una de las que más podrían aprovechar las ayudas Next Generation EU tanto por sus características intrínsecas, como por su relevancia dentro de la generación de PIB y el empleo en España, su potencial de crecimiento y su capacidad y potencial de evolución en materia de transformación digital, transición ecológica y cohesión social y territorial, entre otras”.   Los proyectos planteados por el sector alojativo presentan iniciativas concretas y aterrizadas, que benefician tanto al cliente como al empresario y que son también favorables para el destino como es el caso de Smart Hotels y la Plataforma para el Desarrollo del Ecosistema de Inteligencia Turística y Aceleración de las Soluciones de Comercio Electrónico.   Los cinco proyectos presentados son:   1.   Smart Hotels: pretende ofrecer un paquete de productos y servicios para el sector alojativo que mejoren su competitividad bajo los dos pilares de transformación digital del negocio y la sostenibilidad y de eficiencia energética del establecimiento.   2.    Plataforma para el Desarrollo del Ecosistema de Inteligencia Turística y Aceleración de las Soluciones de Comercio Electrónico: obedece a la necesidad de desarrollar un espacio digital a nivel nacional y regional, donde los destinos puedan apoyar el desarrollo de sistemas tecnológicos y nuevas infraestructuras para aprovechar la economía de datos y el intercambio de información entre los agentes de la cadena de valor. Esto aportaría un valor diferencial a las administraciones públicas y empresas privadas en el desarrollo de sus estrategias comerciales y de interacción con el cliente.   3.  Destino Sostenible y Eficiente: se basa en desarrollar un centro de experiencia, enfocado a la eficiencia energética y sostenibilidad del sector turístico en España, basado en energías renovables, para los diferentes actores que conforman el ecosistema del sector turístico.   4.    Movilidad Urbana Turística Sostenible: propone crear un hub de excelencia en movilidad para aplicar en zonas turísticas, desarrollando soluciones sostenibles en movilidad en todos los destinos.   5.  Centro de Excelencia de Ciberseguridad para el Asesoramiento, Desarrollo, Soporte y Respuesta a Amenazas e Incidentes de Ciberseguridad para el Sector Hotelero: plantea el desarrollo de mecanismos de seguridad de las aplicaciones críticas hoteleras para responder a potenciales amenazas e incidentes tecnológicas que puedan afectar sectorialmente al sector alojativo en su operación internacional.
  Para Álvaro Carrillo, director general de ITH, “la transformación digital está ligada a la sostenibilidad del sector. Por ello, para conseguir que el turismo se convierta en un garante de la sostenibilidad, es necesario invertir en la creación de soluciones basadas en energías renovables, en la mejora de infraestructuras digitales e impulsar medidas de movilidad ecológica en los destinos turísticos. Un camino hacia la sostenibilidad que el sector ya había emprendido antes de la pandemia y que continuará en el futuro para recuperar y mantener la competitividad del sector”.  
Por su parte, Cayetano Soler, socio de PwC, señala que “es importante que los fondos europeos se asignen teniendo en cuenta, no solo el impacto de la pandemia en los diferentes sectores, sino su relevancia para nuestra economía, su positiva evolución en el pasado y sus expectativas de crecimiento futuro, así como su potencial de transformación en materia de transición ecológica, transformación digital, cohesión social y territorial y agenda feminista”. En opinión del socio de PwC, “este es un buen momento para resolver los retos de competitividad estructural a los que se ha enfrentado la industria en destinos relevantes para la economía del país, así como para reforzar los niveles de competitividad de la cadena de valor turística”.