Los hosteleros reclaman una distancia de seguridad y medias de apoyo al turismo acordes a los principales países europeos

  • Instan al Gobierno a fijarse en otros países del mundo, donde la mayoría fija como criterio de apertura la distancia interpersonal de seguridad, al contrario que en España, donde el criterio establecido es el aforo
  • Países europeos como Austria, Dinamarca, Francia, Italia o Suecia han establecido una distancia mínima interpersonal de 1 metro -siguiendo las recomendaciones de la OMS-, ampliándose a 1,5 metros en otros países, como Alemania, Grecia, Croacia o Bélgica, frente a los 2 metros que se han impuesto en España

Madrid, 21 de mayo de 2020.- HOSTELERÍA DE ESPAÑA, organización empresarial que representa a más de 270.000 restaurantes, bares, cafeterías y pubs de todo el país, y las asociaciones provinciales de hostelería a las que representa, reclaman al Gobierno modificar las condiciones de apertura de la hostelería actualmente fijadas para las Fases 1 y 2 de la desescalada, en concreto, solicitan la revisión del criterio del aforo.

Aseguran que en la práctica totalidad de los países europeos el criterio que determina las condiciones de apertura de los establecimientos hosteleros en sus fases de desescalada es la distancia mínima de seguridad, y es ésta, en consecuencia, la que fija el aforo máximo. Únicamente Portugal establece un porcentaje de aforo en su hostelería, que además es del 50%, tanto para espacios exteriores como interiores.

Actualmente en España, los establecimientos que se encuentran en territorios en Fase 1 pueden abrir sus terrazas con un límite del 50% de su aforo y los que se encuentran en Fase 2 pueden abrir el interior de sus locales (a excepción de discotecas y bares de ocio nocturno) con un límite de aforo del 40% y sentados en mesa o reagrupaciones en mesa.

La patronal considera que “fijar el porcentaje de aforo máximo es un error, puesto que el resto de países europeos no lo está haciendo, sino que están marcando la distancia mínima de seguridad, atendiendo a los criterios de la OMS. Además, de establecerse el aforo como criterio, los límites marcados por el Gobierno son insuficientes”. La entidad señala también que durante las primeras semanas de apertura de negocios de hostelería en la Fase 1, tan solo el 15% de las terrazas que podían abrir, lo han hecho y han registrado unas cifras de facturación muy bajas.

La organización empresarial subraya, además, que mientras que la OMS establece una distancia mínima de seguridad de 1 metro para prevenir el contagio por la Covid-19, España ha establecido una distancia mínima de 2 metros, algo que insta al Ejecutivo a revisar, puesto que “1 metro o 1,5 metros de distancia de seguridad serían suficientes, atendiendo a las recomendaciones sanitarias”.

Desde la patronal solicitan al Gobierno seguir el ejemplo de otros países europeos como Austria, Dinamarca, Francia, Italia o Suecia, que han fijado esa distancia mínima interpersonal de 1 metro recomendada por la OMS, o de otros que han preferido ampliarla hasta 1,5 metros, como Alemania, Grecia, Croacia o Bélgica.

El sector turístico, prioridad nacional en otros países

Además de fijarse en otros países europeos a la hora de establecer la distancia mínima interpersonal, la organización empresarial que representa a los hosteleros invita al Ejecutivo a que otorgue al sector turístico la atención que le corresponde por su peso en la economía del país. Así, recuerda que España es el país con mayor peso de este sector en su PIB, el cual supone el 12,3% del PIB del país (según datos del INE) y da empleo a 2,7 millones de personas (el 13,5% del empleo total de la economía), cuyo 63% corresponde a empleados del sector de la hostelería.

Por estos motivos, la patronal considera que “el sector turístico debe ser prioridad nacional para el Gobierno” y destaca: “no entendemos que otros países europeos hayan tomado las medidas necesarias para paliar las graves consecuencias económicas que esta pandemia está acarreando al turismo, y que en España aún no se haya actuado en consecuencia”.

La entidad pone como ejemplos el ‘plan Marshall’ anunciado por el Ejecutivo francés, el cual se materializará en 18.000 millones de euros que destinará al rescate del sector, con 1.300 millones de inversión pública directa; o el caso de Italia, donde se van a destinar bonos para gastar hasta final de año en hoteles y albergues del país (500 euros a familias con ingresos inferiores a 40.000 euros anuales, 300 euros para parejas sin hijos y 150 euros para quienes viajen solos), los bares y restaurantes podrán ocupar suelo público sin tener que pagar impuestos y donde se han destinado 2.000 millones de euros en ayudas a empresas del ámbito turístico para que adecúen sus estructuras a la situación de emergencia.

“España es el segundo país en recepción de turistas, por detrás de Francia, con 83,7 millones de visitantes en 2019. Además, es el segundo país con mayores ingresos por turismo, por detrás de EE.UU. El Gobierno debe estar a la altura y tomar medidas urgentes para relanzar y apoyar la recuperación del sector turístico, que tanto supone para la vida económica y social del país”.

En el ámbito hostelero, las últimas estimaciones del sector apuntan que las pérdidas de facturación pueden ascender hasta 67.000 millones de euros, con una pérdida de empleo de entre 900.000 y 1,1 millones de puestos de trabajo, entre directos e indirectos, según un estudio realizado por la consultora Foqus y la Universidad de Valencia.

En España, la hostelería da trabajo a 1,7 millones de personas y tiene un volumen de ventas de 123.612 millones de euros, con una aportación del 6,2% al PIB de la economía española.