Los agentes de viaje y tour operadores europeos llaman al pragmatismo y la aplicación flexible de las normas de reembolso

Cada día el brote Covid-19 está desacelerando más la economía europea. Las decisiones inevitables para contener la pandemia del coronavirus están restringiendo severamente la vida pública y conduciendo a los viajes y al turismo a un punto casi completamente muerto.

Teniendo en cuenta que esta es una crisis de dimensiones imprevisibles desde el inicio de la integración europea, los agentes de viaje y tour operadores solicitan a la Comisión Europea que siga dando una fuerte señal a la industria del turismo europeo. Se debe encontrar una solución rápida a las cancelaciones masivas de viajes como resultado de las recomendaciones de no viajar y del cierre de fronteras.

Las cancelaciones de viajes están causando una salida exorbitante de liquidez, lo que podría llevar a la quiebra de miles de empresas de viajes (tour operadores y agencias de viajes) en un futuro muy próximo. Pawel Niewiadomski, Presidente de ECTAA, ha dicho que “Los gobiernos y la industria están trabajando juntos para encontrar soluciones prácticas, tanto para clientes como para el sector de empresas de viajes, tales como proporcionar a los clientes un vale para que se pueda efectuar el viaje después de la crisis, en lugar de efectuar reembolsos. Necesitamos que la Comisión Europea acceda a la flexibilidad excepcional en la aplicación de la Directiva 2015/2302, sobre viajes combinados y los servicios de viaje vinculados. Ello es para el interés de todos: clientes, empresas de viajes, proveedores y gobiernos”. Y ha agregado “Los clientes no tienen nada que ganar, si las agencias de viajes están en quiebra y no hay dinero para proporcionar reembolsos.” Además, ECTAA solicita a la Comisión Europea que permita e invite a los Estados miembros a utilizar las posibilidades que ofrece el arte 107 (3) b) del Tratado fundacional de la UE para que urgentemente puedan otorgar medidas de apoyo financiero a los tour operadores, agencias de viajes, así como a toda la cadena de valor del viaje (transporte, servicios de alojamiento y otros proveedores de servicios). Al igual que en Nueva Zelanda, los gobiernos europeos ya deberían considerar la inyección de una parte significativa del PIB en un paquete de gasto en un intento de combatir los efectos del Covid-19 sobre la economía. Es esencial aportar una señal positiva fuerte y ambicioso para ayudar a la economía a recuperarse cuanto antes.

ECTAA agrupa a las asociaciones nacionales de agencias de viajes y operadores turísticos de 30 países europeos, de los cuales 27 se encuentran dentro de la Unión Europea, y representa a unas 70.000 empresas. También cuenta con cuatro miembros internacionales de Israel, Malasia, Marruecos y Túnez.