La hostelería andaluza rechaza el plan del Gobierno de imponer restricciones horarias

Con una caída de facturación del 34% entre enero y septiembre en relación a 2019 y con el 91% de la población diana vacunada, la Federación denuncia que el plan de Sanidad dará la puntilla a los bares y hará proliferar de nuevo las reuniones privadas

La Federación Hostelería de Andalucía denuncia que el nuevo semáforo covid que el Gobierno de España quiere aprobar para incrementar las restricciones significará la ruina de un sector muy castigado y sobreendeudado, y pide el amparo de la Junta de Andalucía para que rechace esta propuesta en el Consejo Interterritorial de Salud. Con la campaña de Navidad en ciernes, los cierres planteados a las 23 horas eliminarán la posibilidad de dar cenas y harán que proliferen de nuevo las reuniones privadas en domicilios, donde no hay medidas de control que eviten contagios.

El presidente de Hostelería de Andalucía y de la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos), Javier Frutos, ha lamentado que el Gobierno de España siga de espaldas a la realidad y opte de nuevo por arremeter contra la hostelería, como hizo el año pasado, con una situación ahora radicalmente diferente en vacunación, incidencia y hospitalizaciones. “Tenemos que rechazar frontalmente esta pulsión de arruinar a la hostelería cada vez que suben los contagios; cerrar a las 23 horas los negocios servirá para hacer un daño tremendo en plena campaña de Navidad, tras un año horrible. Es inaceptable”, ha dicho.

En este sentido, ha recordado que según datos oficiales de la Seguridad Social, recopilados por Hostelería de España, en los tres primeros trimestres de 2021 la caída de la facturación en Andalucía ha sido de un -33,9% en relación a los tres primeros trimestres de 2019. “La hostelería está herida, sobreendeudada y en peligro, y la receta del Gobierno de España con inmunidad de grupo –más del 90% de vacunados– es cerrarnos otra vez. No se puede admitir de ninguna de las maneras, sobre todo porque no sirve para nada”, según Frutos.

Amparo a la Junta de Andalucía

En este sentido, ha recordado que el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, manifestó el pasado 6 de junio que el Gobierno de España “se olvidara de contar con Andalucía para arruinar definitivamente a la hostelería”, cuando se planteó un documento de restricciones muy perjudicial que finalmente se retiró. Ese 6 de junio de este año, en Andalucía había 711 personas ingresadas en hospitales; y sólo un 27% de mayores de 16 años tenía la pauta completa de vacunación. Hoy hay 208 ingresados, y más del 91% de los andaluces mayores de 12 años tienen la pauta completa. “Son números que hablan por sí solos”, ha insistido.

“Con estos datos, la intención del Gobierno de España de volver a restringir únicamente a la hostelería queda totalmente deslegitimada”, ha subrayado Frutos. Por ese motivo, la Federación pide el amparo de la Junta de Andalucía para que se oponga a la aprobación en el próximo Consejo Interterritorial de Salud de un nuevo semáforo covid que, efectivamente, arruinaría a la hostelería al obligar a cerrar a una hora que impide dar cenas.

Un hipotético recorte horario y la consiguiente eliminación de la oferta de restauración en Navidad, en ambientes controlados y con respeto a las medidas higiénico-sanitarias, provocará que resurjan con más fuerza las reuniones privadas y sin control, que fueron el verdadero detonante de la ola de contagios de enero y febrero. “No podemos entender que el Gobierno de España esté pensando de nuevo en cometer el mismo error, un año después y habiendo experimentado lo que provoca esta equivocada medida”, según Frutos.

“La única solución, la vacunación”

En relación al pasaporte covid, el presidente de Hostelería de Andalucía ha explicado que lo primero que hay que verificar es su legalidad, ya que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ya lo rechazó meses atrás, y hace apenas dos días el País Vasco ha hecho lo propio. Además, ha recordado que países como Bélgica, Alemania u Holanda exigen el pasaporte covid para entrar al ocio y la restauración, y sin embargo son los que peores tasas de contagio tienen porque son, también, los que menos porcentaje de vacunados han sumado hasta el momento.

“La solución se llama vacunación, y en España y en Andalucía tenemos un altísimo porcentaje. Esto no casa con restricciones que se han demostrado ya no sólo inadecuadas, sino también contraproducentes, si miramos a la Navidad pasada”, ha remarcado Frutos. “La gran ola de enero y febrero se produjo en los domicilios porque no se podía abrir la hostelería, no debemos olvidarlo”.

El presidente de la Federación y de Mahos ha recordado que el sector hostelero regional tiene unos 50.000 negocios y emplea a casi 300.000 andaluces, y genera de manera directa 18.800 millones de euros, el 7% de la riqueza andaluza. “Esto no se puede tomar a la ligera y es lo que está haciendo en Gobierno de España; confiamos en que la Junta de Andalucía proteja a la hostelería regional”, ha finalizado.