El reto solidario de hacer el Camino de Santiago en bicicleta estática

Grupo Gastronómico Carmela dona 500 litros de aceite al Banco de Alimentos de Granada tras completar los 1.056 km del recorrido con la suma de todos las pedaladas de sus seguidores en redes sociales.

¿Quién dijo que una bici estática no te lleva a ningún sitio? ¿Por qué no cumplir el propósito de hacer el Camino de Santiago esta primavera aunque no podamos salir de casa? El equipo de Grupo Gastronómico Carmela decidió contestar esas preguntas retando a sus seguidores en redes sociales a recorrer juntos los 1.056 kilómetros de distancia entre Granada y Santiago de Compostela por una buena causa: donar 500 kilos de productos alimentarios al Banco de Alimentos de Granada.

La iniciativa, que se lanzó el pasado 14 de abril, consistía en animar a quien tuviese bici estática en su casa a pedalear los kilómetros que pudiera y quisiera para unirse al Camino. Debía mandar una fotografía de la distancia recorrida y se sumarían a los del resto de participantes, avanzando así en la ruta. “Nuestro objetivo no era condicionar la donación a la consecución del reto, sino hacer partícipe a la gente para que pudiera participar con su apoyo y esfuerzo físico, no económico”, explica el gerente de Restaurantes Carmela, José Fernández Orantes, para quien “es muy importante que las empresas, en la medida de sus circunstancias y a pesar de las difíciles circunstancias, sigamos contribuyendo a la sociedad”.

La elección del Banco de Alimentos de Granada obedece, no sólo al hecho de que celebran este año su 25 aniversario, sino “a la impecable labor que realizan a la hora de gestionar la recepción y reparto de los alimentos a las familias más necesitadas”, añade José Fernández, quien ha materializado esos 500 kilos en litros de aceite a petición de la propia ONG, que ha determinado que era uno de los productos más necesitados estos días.

La satisfacción, por tanto, ha sido doble. Por un lado, “la de contribuir modestamente a paliar las terribles consecuencias de esta crisi”, explica el gerente de Grupo Carmela. Pero también “la de comprobar la respuesta de las personas que han conocido la iniciativa y han decidido unirse al reto, regalándonos cientos de fotografías y vídeos en los que se les veía pedalear y donando esos kilómetros”, añade. De hecho, se ha conseguido completar el recorrido total entre ambas ciudades en apenas 48 horas, “por lo que no descartamos continuar con esta idea para poner en marcha otras acciones que nos permitan seguir ayudando al Banco de Alimentos”.