El Ayuntamiento destaca el impulso a los mercados turísticos de la Europa Central y del Este que supone el estreno de la conexión aérea directa de Wizz Air entre Sevilla y Bucarest

La aerolínea, una de las principales de esta zona geográfica estratégica para la conectividad aérea de San Pablo, mantiene su apuesta por Sevilla e inició ayer dos vuelos semanales. Cracovia y Varsovia son otros destinos del área que distintas compañías han vuelto a programar tras el estado de alarma. “El trabajo conjunto con aeropuerto y empresarios es vital para decisiones como la de Wizz Air o la de British Airways, que acaba de conectar la ciudad con Londres Heathrow, el mayor aeropuerto del Reino Unido y uno de los principales del mundo”, según destaca el delegado Antonio Muñoz.

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, ha resaltado hoy la importancia del vuelo directo entre el Aeropuerto de San Pablo y Bucarest que la compañía Wizz Air estrenó ayer y, en principio, para este verano. El avión, un Airbus 321, aterrizó a última hora de la tarde, inaugurando una conexión que, de acuerdo con la programación de la compañía, operará los martes y sábados hasta finales de octubre.

No es tan sólo la primera ruta directa con Rumanía, sino también la primera vez que la aerolínea húngara, una de las principales en la Europa Central y del Este, opera desde el aeródromo hispalense. “Por tanto, nos está abriendo nuevas posibilidades en esos mercados”, ha argumentado Antonio Muñoz. En los últimos años, esta zona geográfica se había convertido en un objetivo estratégico para conferir continuidad al crecimiento que venía experimentando el tráfico del Aeropuerto de Sevilla. Así, la labor acometida a través del grupo técnico ‘Conectando Sevilla con el Mundo’, con participación de la dirección de San Pablo, el Ayuntamiento, vía Turismo de Sevilla-Contursa, entidades empresariales de la actividad turística y otras administraciones públicas, permitió captar vuelos con Budapest, Cracovia y Varsovia, tres destinos que las compañías han vuelto a programar una vez finalizado el estado de alarma por la pandemia de la COVID-19 y que el año pasado movieron 88.150 pasajeros.

Wizz Air tiene en Polonia, Hungría y Rumanía sus principales hubs (son aeropuertos internacionales de enlace). Los mercados que opera están entre los prioritarios en el Plan Estratégico para la Mejora de la Conectividad Aérea de Sevilla 2018-20, hoja de ruta para consolidar el crecimiento del Aeropuerto de San Pablo e incrementar la captación de rutas aéreas, sobre todo internacionales -este documento es previo a la crisis por la COVID-19-. Además, Wizz Air también tiene enlaces directos con Emiratos Árabes Unidos, en una zona, Oriente Próximo y Medio, estratégicos para Sevilla. El Plan8 de reactivación del turismo de Sevilla, recientemente presentado y que buena parte de sus propuestas se encuentran ya en marcha, también recoge como claves el refuerzo de la conectividad aérea con la Europa Central y del Este y con los grandes hubs europeos.

“Este trabajo conjunto resulta fundamental para mantener apuestas como la de la compañía Wizz Air, y que se produce apenas unos días después de que la aerolínea British Airways haya conectado la ciudad con el mayor aeropuerto del Reino Unido y uno de los principales del mundo, el de Londres Heathrow”, según ha concluido el delegado.

Junto con las medidas en materia de salud e higiene para proteger a los pasajeros y a la tripulación frente a contagios, Wizz Air ha implantado un sistema de flexibilidad en sus billetes al objeto de facilitar a las y los clientes la cancelación de viajes y los cambios de billete.