El alcalde aborda la situación de la hostelería en una primera reunión con el nuevo presidente de ASHAL

Ramón Fernández-Pacheco desgrana las medidas que el Ayuntamiento ha adoptado, en el marco del ‘Plan re-activa21’, para apoyar a los hosteleros y anota las demandas más urgentes del sector

El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, ha abordado la situación actual de la hostelería en la ciudad y lo ha hecho en la que ha sido primera reunión oficial con el nuevo presidente de la Asociación de Hosteleros de Almería (ASHAL), Pedro Sánchez-Fortún, que ha sustituido a Diego García tras su repentino fallecimiento. Acompañado por la primera teniente de alcalde, María Vázquez, y el concejal delegado del Área de Promoción de la Ciudad y Comercio, Carlos Sánchez, el primer edil ha desgranado las diferentes medidas que, en el marco del ‘Plan re-activa21’, ha adoptado el Ayuntamiento de cara a apoyar al sector hostelero en Almería.

Además de ayudas directas por valor de medio millón de euros destinadas a autónomos, microempresas y pequeñas empresas, Fernández-Pacheco, ha asegurado que el Ayuntamiento va a mantener las rebajas fiscales adoptadas en 2020, lo que supone, por ejemplo, que ningún hostelero almeriense pague un solo euro por terraza, dado que se suprime la tasa por ocupación de vía pública para mesas, sillas y veladores, o que solo paguen la mitad de la tasa de basura o de licencia de apertura de nuevos establecimientos, entre otros medidas de ayudas directas, además de todas aquellas dirigidas a flexibilizar el uso de la vía pública, a ampliar metros de terraza para que haya más espacio entre las mesas y ampliar el horario de las mismas.

El nuevo presidente de los hosteleros almerienses ha agradecido al alcalde su permanente interés por el sector y las ayudas municipales, en un contexto muy complicado ya que las entidades locales siguen sin recibir ayudas del Gobierno de España para luchar contra la pandemia. A pesar de ello, tanto el regidor como los concejales han anotado todas aquellas demandas, algunas urgentes, del sector hostelero que ha visto cómo el control de aforos, el cierre perimetral de la provincia y el toque de queda ha modificado sustancialmente su forma de trabajar y, por tanto, de obtener beneficios con los que mantener negocios y empleos.

La reunión, a la que ha asistido también la gerente de la asociación, Isabel De Juan, ha sido la primera de las muchas que se prevé mantener de forma periódica no sólo con el sector de la hostelería, sino con todos aquellos que se han visto afectados por las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias de cara a frenar los contagios e intentar controlar la pandemia por COVID.