UA-152575575-1 El Asador de Castilla engrandece y proyecta la mejor imagen de Granada

El Asador de Castilla engrandece y proyecta la mejor imagen de Granada

Después de 22 años de actividad, el restaurante granadino Asador de Castilla suma un reconocimiento al haber sido galardonado por el Ayuntamiento de Granada con el Premio Prestigio Turístico por su servicio esmerado, reconocida cocina y surtida bodega.

Antonio Moya, propietario del Asador, recogió personalmente el galardón que le fue entregado por el alcalde de Granada, Luis Salvador, y el concejal de Turismo, Manuel Olivares. Tras agradecer el premio y recordar cómo fueron sus inicios, quiso poner en valor especialmente el trabajo desarrollado conjuntamente y durante más de 40 años por su mujer, María García Martín, y más recientemente por su hijo, Antonio Moya. También tuvo palabras de recuerdo para dos grandes de la restauración granadina ya desaparecidos, como Luis Oruezábal de Chikito y Miguel Ruiz Higueras de La Castellana.

40 años en la hostelería

Asador de Castilla es una firma de gran tradición en el sector hostelero granadino. Su historia está ligada a la del matrimonio formado por Antonio Moya y María García Martín, quienes empezaron en la hostelería en el año 1979 en el Mesón Zarzamora, un mítico establecimiento de Camino de Ronda que fue referente gastronómico a la hora de comer pescado y marisco. El interés de Moya por los maestros asadores surgido tras un viaje a Aranda del Duero, hizo que en 1997 pusiera en marcha el Real Asador de Castilla, que le ha dado larga fama a espaldas del Ayuntamiento de Granada. 

Hace seis años, la familia Moya García apostó por seguir creciendo y ampliando el negocio y para ello puso en marcha un nuevo establecimiento ubicado en la céntrica Plaza de los Campos, donde destacan sus salones privados con capacidad para más de 150 personas para celebraciones y eventos sociales, con variedad de menús. De la gestión de estas instalaciones se ocupa el hijo mayor, Antonio Moya, a las que se incorporó tras finalizar sus estudios de Turismo cursados entre Granada y la escuela de Lausanne (Suiza) y no sin antes probar suerte en algunos establecimientos hoteleros de las islas.

Entre los dos establecimientos, la firma Asador de Castilla genera más de 30 puestos de trabajo.

Productos de primera

Las carnes constituyen la columna vertebral de Asador de Castilla, con una gastronomía que mezcla cocina castellana y mediterránea. En su carta destacan las carnes como la ternera, el cordero, carnes rojas y cochinillo. El cordero que trabaja es tanto segureño como castellano, sin darle más importancia a uno que a otro. “El cordero segureño lo destinamos para hacerlo a la brasa o al horno combinado con sofrito. Pero para hacer el cordero asado con agua y sal, escogemos el mejor cordero castellano, porque es una carne con muchas infiltraciones de grasa, que es lo que le da sabor”, aclara este profesional. Y dado que los asados son su especialidad, el cordero castellano centra sus especialidades. 

Si bien las carnes son seña de identidad de Real Asador de Castilla, no dejan de ser menos importantes los pescados. En su carta se pueden encontrar pescados frescos de la costa granadina según su disponibilidad en el mercado.

“Contamos con una carta muy completa, con todo tipo de carnes y pescados frescos, frituras y marisco”, aclara Antonio Moya.

Mención igualmente destacada merecen los postres de esta firma, con una selección de dulces caseros con los que poner la guinda a una auténtica experiencia gastronómica.

Y para maridar su excelente gastronomía, Asador de Castilla se caracteriza por contar con una seleccionada bodega, que demuestra la pasión de su propietario por el mundo de los vinos, y de ahí que éstos tengan un papel fundamental en su carta, en la que se pueden encontrar numerosas referencias de los mejores vinos nacionales e internacionales, procedentes de La Rioja, Ribera del Duero, Granada, Cataluña, Jumilla, Toro, Campo de Borja, Somontano, Dominio de Valdepusa, Navarra, Bierzo, Castilla León, Ribera del Guadiana, Madrid, Zamora, así como cavas y champagnes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *