Bellos espacios que atesoran un extenso patrimonio

Gran Senda de Málaga

En las comarcas de la Sierra de las Nieves y Costa del Sol Occidental, tres son los municipios de menos de 20.000 habitantes que atraviesa la Gran Senda: Ojén, Monda y Casares.

Enclavado como una atalaya sobre el Mediterráneo, el municipio de Ojén sirve como entrada a la Sierra de Las Nieves desde la Costa del Sol.

Ojén posee en sus calles tres enclaves fundamentales que visitar: El museo del Molino, una restauración precisa y en perfecto estado de funcionamiento de los molinos de aceite tradicional, donde además se pueden adquirir recuerdos de la Villa, trabajos artesanos de esparto y talla de madera; las Cuevas, enclave que marca la vida cotidiana en el pasado y que en la actualidad se encuentra habilitado para su visita, que recoge el fresco en verano y el calor en invierno; y, por último, la Iglesia de la Encarnación, un templo de claras reminiscencias árabes, con una sola nave y la torre del campanario anexa, en forma de alminar, y con un techo de artesonado realizado con madera de pino rojo, destacar el reloj, realizado por los mismos artesano que elaboraron el de la Puerta del Sol de Madrid.

Monda, por su parte, gracias a su situación estratégica, sus variados paisajes y su dilatada historia, goza de numerosos recursos naturales y culturales que ofrecen al turista y al viajero una variada gama de posibilidades que van desde actividades al aire libre relacionadas con el senderismo, la práctica de la bicicleta de montaña o los paseos a caballo, hasta las visitas eco-culturales y etno-sociales guiadas por el pueblo y su entorno agrícola

Casares se asoma a la Costa del Sol, de la que dista 14 kilómetros, mostrando el genuino sabor de los pueblos serranos. Entre los monumentos y lugares de interés que se pueden visitar se encuentran los Baños de la Hedionda, la Antigua Iglesia Mayor de la Encarnación, la Casa Natal de Blás Infante, la Ermita de la Vera Cruz, su castillo, la fuente de Carlos III, las iglesias de Santa María de la Encarnación y de San Sebastián, molinos harineros, el monumento a Blás Infante, el puente Acueducto de Los Baños, las ruinas de la Muralla Árabe, la torre de la Sal, la ciudad Romana de Lacipo, la ermita de la Virgen del Rosario, el Centro Cultural Blas Infante y los cortijos Cortesín y el Papudo.

Municipio de Ojén

Comarca Nororiental

En la comarca Nororiental nos centramos en los municipios de Archidona, Cuevas Bajas, Cuevas de San Marcos, Villanueva de Algaidas, Villanueva del Rosario, Villanueva de Tapia y Villanueva del Trabuco.

Entre paisajes de olivar y dehesas se levanta Archidona, al pie del Pico del Conjuro, en la vía de comunicación que une Antequera con la provincia de Granada. Ofrece muchos lugares y elementos de interés paisajístico, natural o urbanístico. De los primeros hay que señalar las Lagunas, Grande y Chica, y la Hoz de Arroyo Martín. De los segundos sobresale la Plaza Ochavada, de tendencia mudéjar e inspirada en el urbanismo francés. Otros monumentos de interés son el Santuario de la Virgen de Gracia, construido sobre las ruinas del antiguo Castillo, la Ermita del Nazareno y la antigua Cilla.

Cuevas Bajas está situado en el borde norte de la comarca de Antequera. Se encuentra en un pequeño valle, desde el que se contemplan los campos de olivares que, junto a la ganadería e industria del aceite, constituyen su base económica. El monumento más representativo de este pueblo es la iglesia parroquial de San Juan, construida a principios del siglo XVII de mampostería y ladrillo visto. La calle Real y la plaza de la Reja albergan los edificios civiles más notables de esta localidad, como la Casa de los Cristales y la Casa de Felipe Quintana, a las que cabe añadir la fachada de la antigua venta de Juan González. Las aldeas La Moheda y el Cedrón, fundadas por judíos y musulmanes, conservan buena parte del encanto de la época medieval. Otros lugares de interés son la noria del río Genil, siglo XIX o el mirador del Cerro de la Cruz.

Cuevas de San Marcos es otro de los municipios que atraviesa la Gran Senda y que tiene como principales atractivos turísticos la ermita de la Virgen del Carmen, la falla de la Sierra del Camorro, la iglesia de San Marcos Evangelista, la noria de la Aseña, el puente de Luis de Armiñán y el yacimiento arqueológico de Medina Belda. Aquí también se puede visitar la cueva de Belda ubicada en la Sierra del Camorro.

Villanueva de Tapias y arco calizo al fondo

La cárcava excavada en la roca sobre la que se asienta Villanueva de Algaidas (Villanueva de los Bosques en una traducción libre) es una verdadera isla en el mar de olivos, un relicto de la vegetación original alentada por las condiciones de umbría. Es tal el atractivo del paraje que en la salida se construyó el Convento de Nuestra Señora de la Consolación de las Algaidas, que fue adjudicada por el primer Duque de Osuna en 1.566 a la Congregación de los Padres Recoletos de San Francisco de Asís. Anexa a las ruinas del convento se encuentra una ermita rupestre mozárabe datada entre los siglos IX y X, con la iglesia compartimentada en tres naves (el baptisterio, la sacristía y la zona de oración) y alguna nave anexa con uso de estancia. Normalmente se pueden visitar sin problemas. En el cauce, un puente bajomedieval todavía en uso salva el cauce y comunica con La Atalaya.

Villanueva del Rosario, por su parte, tiene como principales puntos de atracción turística la ermita de la Virgen del Rosario, Fuente Vieja, el espacio dedicado al pintor y grabador José Hernández, su casco antiguo y la plaza de España, el paraje natural de El Chorro, lugar de nacimiento del Río Cerezo, el mirador del Alto Hondonero, el observatorio de aves y herpetofauna, la plaza de Andalucía, conocida popularmente como La Linde o El Bacalao, así como la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, que data de 1760.

En Villanueva de Tapia los principales atractivos turísticos son su iglesia parroquial de San Pedro Apóstol, el Centro de Interpretación de la Tradición Oral -antiguo lavadero de San Antonio-, la ermita de la Virgen de Gracia, la Casa de la Cantina, la fuente de Allalantes y el monolito, zona Trifinio.

Por último encontramos en esta comarca el municipio de Villanueva del Trabuco, al pie de las sierras Gorda y San Jorge, pertenecientes al Arco Calizo Central de la provincia de Málaga. La presencia de estas sierras le va a aportar parajes de gran belleza que actúan como telón de fondo para el pueblo y los campos que lo rodean. En el municipio se pueden visitar, entre otros, la fuente de los Cien Caños, la ruta de los jardines, la ermita de la Virgen del Puente, la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores. Cuenta con dos miradores: los Villares y mirador de Gibalto. Entre sus espacio naturales destaca al Aula de la Naturaleza y el Nacimiento del Guadalhorce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *