La gran senda de Málaga

Una ruta pionera que integra la variedad de toda una provincia

La Gran Senda de Málaga es una ruta pionera en Andalucía al incorporar la variedad territorial y ambiental de toda una provincia, integrándola en un único recorrido que estimula el interés por sus espacios naturales y promoviendo las visitas a los municipios malagueños. 

La Gran Senda de Málaga es un sendero que recorre  cuatro parques naturales, dos reservas naturales y tres parajes naturales, un viaje por las culturas de la provincia de Málaga a través del conocimiento de su patrimonio histórico y sus tradiciones. 

Esta red recorre un total de 660 kilómetros en 35 etapas, discurriendo por nueve comarcas y 51 municipios. Pero en estas páginas queremos centrarnos de forma prioritaria en los municipios de menos de 20.000 habitantes por los que atraviesa la Gran Senda y su área de acción, para conocer sus recursos y atractivos.

Sierra de Molina

Iniciamos el recorrido en la Comarca de Antequera, donde cuatro son los municipios comprendidos: Alameda, Fuente de Piedra, Humilladero y Mollina.

Alameda, como otros pueblos de la comarca Antequerana, tiene como principal monumento la iglesia parroquial de la Inmaculada, construida en el siglo XVIII por el marqués de Estepa. En el centro urbano está la plaza con una fuente de varios caños. Cuenta asimismo el municipios con un centro temático dedicado a las Termas Romanas y otro del Campo Andaluz, así como un museo de antiguos aperos.

Fuente de Piedra es un pueblo de estructura clásica andaluza de las llanuras, con calles rectas y casas de dos alturas con puertas adinteladas y balcones de hierro forjado; casas encaladas y algún que otro caserón o palacete de noble familia. De estos caserones destaca el palacio de la Marquesa de Fuente de Piedra, que data del siglo XIX y está construido en estilo neoclásico. El único edificio religioso que existe es la iglesia parroquial de la Virgen de las Virtudes, patrona del pueblo. Visita obligada es La Laguna donde anida la numerosas colonia de los ya referidos, flamencos rosa, aunque debe organizarse previamente por ser lugar protegido y de excepcional valor ecológico.

Cortijo de la Villa de Molina

Humilladero es un pueblo típicamente agrícola situado en la llanura de Antequera, de calles espaciosas y sencillas, de casas blancas y de construcción moderna en su mayor parte, aunque la antigüedad del lugar se remonta a principios del siglo XVII. El único monumento que hay es la iglesia parroquial de la Virgen del Rosario y existen también algunas cuevas artificiales donde se han encontrado vestigios arqueológicos de la época musulmana.

En Mollina los principales atractivo turísticos son el Convento de la Ascención, la iglesia de Nuestra Señora de la Oliva, el Parque de Santillán y los yacimientos romanos.

Comarca de la Axarquía

En la comarca de la Axarquía son diez los municipios que destacamos: Alcaucín, Alfarnate, Alfarnatejo, Canillas de Aceituno, Canillas de Albaida, Cómpeta, Frigiliana, Salares, Sedella y Torrox.

Comenzamos el recorrido en Alcaucín, presenta la típica fisonomía de los pueblos blancos intrincados de la Axarquía. En mitad del casco urbano hay una pequeña plaza en la que se levanta la iglesia de del Rosario, edificada en el siglo XVII y restaurada. En la parte más alta está su ermita de Jesús del Calvario, desde cuyo lugar se divisa un espléndido panorama del pueblo. Hay que destacar que en su entorno hay lugares de gran belleza agreste, como los farallones del Tajo de la Cueva, el Morón de la Cuña, la Loma de las Monjas y las Majadas, que fueron baños de aguas sulfurosas y ferrosas. Sin duda el monumento más emblemático y conocido de Alcaucín es su fuente de los cinco caños, de la cual no se poseen muchos datos de su historia.

En Alfarnate, otro de los municipios de la comarca que atraviesa la Gran Senda de Málaga, se pueden visitar su Ayuntamiento, el Cerro Santo Cristo, la ermita de la Virgen de Monsalud, la iglesia de Santa Ana, la Venta de Alfarnate, pozos y yacimientos arqueológicos, sin dejar de pasar la oportunidad de perderse por sus calles típicas. 


Vista a la Costa de Málaga desde uno de los senderos que recorren la Comarca de la Axarquía.

En Alfarnatejo, otro de los municipios de la comarca de la Axarquía, se encuentran las ruinas de un castillo de la época musulmana. Por lo demás, el edificio más notable es la iglesia parroquial del Santo Cristo de Cabrilla, construida en el siglo XVIII. También se pueden visitar los restos arqueológicos del Desfiladero del río Sabar.

En Canillas de Aceituno el paisaje urbano, el trazado de sus calles y la disposición de las casas hacen pensar de inmediato en su origen morisco. Como lugares de interés tiene la Casa de los Diezmos o Casa de la Reina Mora, la iglesia de Nuestra Señora del Rosario y San León Magno, el aljibe medieval-árabe, la Casa Esgrafiada pintada a lo morisco y restos musulmanes de su castillo.

Visitamos también en este recorrido Canillas de Albaida, situada al pie de las impresionantes sierras de Tejeda y Almijara y donde visitar la iglesia de Nuestra Señora de la Expectación, las ermitas de Santa Ana y de San Antón y su camino y puente romano. De su entorno natural cabe destacar el paraje conocido como la Fábrica de la Luz, el paraje de Las Cuesta y las cuevas de las Piletas, del Agua y del Conejo.

En Cómpeta se puede visitar la ermita de San Antón y la de San Sebastián, así como la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Cuenta con un espectacular y original mirador, siguiendo el estilo del genial arquitecto catalán Antonio Gaudí, se encuentra a la entrada del municipio.

Frigiliana ofrece al turista una amplia oferta que incluye desde su casco histórico la Museo Arqueológico, monumentos como la Fuente Vieja, la Ermita de Ecce Homo, Los Reales Pósitos o el Torreón, el Jardín Botánico Santa Fiora y todo su entorno natural.

Ermita de Santa Ana, en Canillas de Albaida.

En Salares, al margen de los espléndidos paisajes montañosos que lo rodean y de la belleza del pueblo como conjunto, lo más interesante es la iglesia local, sobre todo por su alminar de estilo mudéjar, declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional. Como otros puntos de interés hay que visitar los hornos de los moros, el puente árabe y la Sierra de Almijara.

En Sedella, además de las ruinas de la fortaleza, merece la pena visitar la iglesia de San Andrés y próxima a ésta el visitante puede encontrar la Casa Torreón, vivienda particular que conserva una torre de estilo mudéjar y con decoración morisca. En su Sierra de Tejeda, para quien quiera tener un contacto con la naturaleza, se encuentran como lugares de interés el antiguo camino de Arrieros, la cueva horeada, el pico de la maroma y el pico del salto del caballo.

Por último, en este recorrido por los municipios de menos de 20.000 habitantes en la comarca de la Axarquía nos encontramos con Torrox, pueblo cobijado por las Sierras de Tejeda y Almijara. Entre sus monumentos históricos destacan su iglesia  de Nuestra Señora de la Encarnación, la fábrica de Azúcar, el Convento de Nuestra Señora de las Nieves y la Torre Almenara de Güi/Huit y la Torre de Calaceite. Asimismo dispone de lugares de interés histórico como las Thermas Romanas, hornos cerámicos romanos, su necrópolis y la villa romana Caviclum, en la zona arqueológica del Faro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *